“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Tres poemas de Alberto José Pérez

viernes 19 de octubre de 2018

Usted qué cree

el hombre y el mar
dos soledades
sin orillas

dos cuerpos
salados
llenos de animalitos
y minerales
dándose coñazos
incansables
en su moribunda poesía

tristes tan tristes
como una cebolla asoleada

 

El caracol

lentísimo el caracol
dibuja su huella en la arena

respiro hondo
cuando abre las pestañas
del océano

y se va tan silencioso
por ese ojo inmenso del planeta
que dudo en mirar
a otra parte

¿el caracol
conocerá el miedo?

 

Carta a Maqroll

viejo amigo
en un mes del noventa y cinco
te recordaba
sumido en el cautivante aroma
del café recién colado

creo que ese mes era junio
porque había noticias ya
de los huracanes del caribe

ah Maqroll
pa jodido
me decía

andará sudando aceite por el magdalena
luchando contra mosquitos
de todos los tamaños y colores
negociando con contrabandistas en el asia menor
o vendiendo armas
en algún país de américa central
o contando sus peripecias de hombre de riesgos
en un principado del golfo pérsico

ese día
en que te pensaba
las rokolas de los bares del pueblo donde vivía
sonaban música de puerto y aventura
cosa casi insólita en una población de montaña

prendí mi radio receptor
mis presunciones
Maqroll
eran erradas

resulta que estabas de lo más bien vestido y perfumado
leyendo un poema
que habla de cuartos de hotel
a doce personas
en una ciudad alemana
donde exhibían los libros del mundo

y mañana
Maqroll
adónde irás
me pregunté.

Alberto José Pérez
Últimas entradas de Alberto José Pérez (ver todo)