XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Cuatro poetas negros norteamericanos

miércoles 8 de febrero de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Langston Hughes

Langston HughesLa voz del ébano en los ríos

He sabido de ríos:
He conocido cauces antiguos como el mundo,
tan ancianos como el fluir de la sangre en las venas.

Mi alma ha crecido,
honda como los ríos.

Me sumergí en el Éufrates al filo del amanecer.
Construí mi cabaña cerca del Congo y me tendí a dormir.
Posé mis ojos sobre el Nilo
Y las pirámides se elevaron.
Oí el canto del Misisipi
cuando Abe Lincoln
bajaba a Nueva Orleans
y vi su frente cubierta de rocío,
poblada de oro con el arribo del sol.

He sabido de ríos:
antiguos ríos bajo sombras parciales.

Mi alma ha crecido,
honda como los ríos.

 

América, yo también canto

América, yo también canto.

Soy el hermano más negro.

Ellos me mandaban a comer en la cocina
cuando tenían compañía,
pero yo me reía,
comía bien
por eso crecí fuerte.

Mañana
me sentaré a la mesa
cuando de nuevo tengan compañía.
Nadie se atreverá
a decirme
“Vete a la cocina”.

Entonces,
verán lo hermoso que soy
y se avergonzarán.

Yo también canto, América.

 


 

Arna Bontemps

Arna BontempsMansión del sur

Los álamos estáticos donde habita la muerte.

Los espectros —rodeados de mujeres—,
de dos en dos pegados a la sombra,
…………se pasean en el mármol.

A puertas abiertas
se oye el eco de la música.
Otro sonido ambula en los algodonales:
las cadenas del martirio
horadan la tierra.

Los años se devuelven con sus golpes de hierro,
una mano en la puerta,
febriles hojas en los muros.

Los fantasmas pasean.
Destrozan las rosas
Y los álamos quietos, donde habita la muerte.

 


 

James Weldon Johnson

James Weldon JohnsonNegro y desconocido

Oh negro y desconocido poeta de tiempos olvidados
¿Cuándo volverán tus labios
A besar el fuego sacro?
¿Cómo en tu oscuridad llegaste a saber
del poder y belleza de la lira poética?
¿Quién en sus andanzas
elevó los ojos?
¿Quién se detuvo a aguardar
solo
los largos días
y sintió la fe de los profetas
en su alma, ardiendo una canción? (…)

 


 

Mari Evans

Mari EvansSímbolo

He llegado.
Yo soy el Nuevo Negro.

Soy el resultado
del presidente Lincoln,
la Primera Guerra Mundial
y el Red Ball Express de París:

Sentadas y de pie
en las fuentes de soda de los blancos
las tropas federales
marchan sobre Washington
y oyen a los predicadores…

hoy
me alquilaron
y me dieron un puesto
con todos mis papeles.

Me hicieron un símbolo,
La clave de la medalla blanca,

Juan.

(Estas traducciones fueron publicadas en el diario El Periodiquito el sábado 14 de marzo de 2009).

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio