XXXV Premio Internacional de Poesa FUNDACIN LOEWE 2022

Saltar al contenido

Diez poemas escogidos de Lu Xun

martes 19 de octubre de 2021
Lu Xun
Lu Xun (1881-1936) es considerado el fundador de la vernácula literatura china escrita en baihua (lengua hablada).
Prefacio, selección, traducción y notas: Wilfredo Carrizales
a Rosario Blanco Facal

Prefacio

Lu Xun (25 de septiembre de 1881 – 19 de octubre de 1936) es el seudónimo literario más conocido de Zhou Shuren, el escritor chino más importante del siglo XX y algunas veces considerado “el padre de la moderna literatura de China”. También se le considera como el fundador de la vernácula literatura china escrita en baihua (lengua hablada). Su pensamiento social, el cual criticaba de modo sustancial los valores culturales tradicionales, tuvo una alta influencia en la historia de China del siglo XX, en particular sobre el Movimiento del Cuatro de Mayo de 1919. Lu Xun fue también un notable poeta, crítico y traductor, y ayudó a introducir en China la moderna literatura internacional.

Quien mucho después sería conocido como Lu Xun, nació en el seno de la familia Zhou, en la pequeña ciudad de Shaoxing (provincia costera de Zhejiang, en el sureste chino). Primero recibió el nombre de Zhou Zhangshu y luego el de Zhou Shuren. A lo largo de su vida literaria utilizó numerosos seudónimos literarios. Su familia era educada, perteneciente a la alta clase, pero empobrecida. En 1902, Lu Xun fue a Japón a estudiar medicina, pues deseaba recibir las enseñanzas de la educación occidental, y se matriculó en la Universidad Tohoku en Sendai. Regresa a China en 1909 y llega a ser catedrático en la Universidad de Peking, y comienza a escribir.

En mayo de 1918 usa por primera vez el seudónimo de Lu Xun y publica la sobresaliente historia corta titulada Diario de un loco, la cual se convirtió en una de sus dos más famosas obras. La otra, La verdadera historia de AQ, sería editada en 1920. En 1927 publica su colección de poemas en prosa Hierbas salvajes. Sus otras importantes obras incluyen volúmenes de traducciones, particularmente del ruso. Las obras de Lu Xun aparecieron en textos de enseñanza para la escuela secundaria de Japón y allí se le conoce con el nombre de Rojin. Lu Xun muere de enfermedad en la ciudad de Shanghai.

Los diez poemas escogidos aquí constan casi todos de siete caracteres por verso y de estrofas de cuatro y ocho líneas y una rima no tan estrictamente clásica. Fueron extraídos de las Obras completas de Lu Xun.

 

Lu Xun

Diez poemas escogidos

Al señor O. E. quien regresa a su país con orquídeas

Se quema la pimienta, se quiebra el osmanto, las mujeres bellas envejecen;
solitario me apoyo en una apartada roca y despliego mi simple corazón.
¿Acaso podría escatimar el perfume que se propaga a distancia a quien ha venido de tan lejos?
Mi tierra natal está como ebria y contiene zarzas y espinos.

(1931)

 

Sin título

Acostumbrado a pasar las largas noches de primavera,
llevaba conmigo a mi esposa y a mi polluelo; mis sienes mostraban hilos de seda.
En el sueño, vagamente, veía las lágrimas de mi amorosa madre;
en lo alto de la muralla de la ciudad las banderas de los grandes reyes cambiaban sin regla.1
Resisto mirar a mis amigos convertidos en nuevos fantasmas;
iracundo busco pequeños poemas hacia los lados de las bayonetas.
Suspendo la declamación y bajo las cejas; no hay lugar donde escribir.
La luz de la luna parece agua brillando en mi traje negro.

(1931)

 

Inscripción en la Pagoda de las Tres Justicias

La Pagoda de las Tres Justicias es el esqueleto de una que estaba ubicada en Zhabei (Shanghai). Ahora está en Japón, construida completamente por los campesinos.

Corren rápido los rayos, vuelan las flamas y aniquilan a los hijos de los hombres;
se suprimen los pozos, se derrumban las murallas y sólo queda una tórtola hambrienta.
Por casualidad fue apartada de la casa en llamas por un hombre de gran corazón;
al final permanece en su memoria una alta pagoda en Yingzhou.2
El ave jing3 en sueños siente que todavía lleva piedras en el pico;
los combatientes, de verdad, se oponen con firmeza a la corriente.4
A través de toda la ola de desgracias los hermanos aún están;
se encuentran con una sonrisa y sepultan el amor y el odio.

(1933)

 

Sin título

En la tierra de Yu5 vuelan muchos generales;
en las humildes casuchas quedan los refugiados.
De noche incito a mi sombra desde el fondo del estanque profundo;
con vino oscuro encomio la benevolencia del emperador.

(1933)

 

Sin título

La niebla y el agua son asuntos corrientes
para el pescador en la desolada aldea.
En la profunda noche despierta de su honda borrachera;
por ninguna parte consigue ni zizania ni espadaña.6

(1933)

 

Como diversión por una crónica periodística que daba cuenta de haber contraído yo encefalitis

¿Acaso mi mirada fiera capturó a las mujeres bellamente ataviadas?
De improviso ofendí el corazón de las mujeres.
Hoy la imprecación se ha tornado en modelo;
no hay nada que hacer, el cerebro de este servidor parece hielo.

(1934)

 

Sin título

Miles de rostros pintados de negro, sumergidos entre las artemisas;
¿se atreverá alguien a cantar una canción que conmueva a la tierra triste?
Las preocupaciones en mi corazón son vastas y se unen al extenso mundo;
donde no hay sonido se escuchan espantosos truenos.

(1934)

 

Sensaciones de una noche otoñal

Detrás de la cortina de gasa con dibujos vuela el tiempo;
al lado del conjunto de cipreses y castaños hay un terreno para los oficios taoístas.
El emperador Wang7 al fin hace que cambien las hierbas fragantes;
se desorienta el sol y escasamente adorna el gran campo desolado.
¿Quién viene a ofrendar dulces y frutas a los mil budas?
Difícilmente las flores de loto se asemejan a los seis mozos.
A la medianoche el gallo canta y el viento y la lluvia se juntan;
enciendo un cigarrillo y siento una nueva frescura.

(1934)

 

Al señor Xu Guangping, escrito en el tercer volumen del “Libro modelo de pintura del Jardín de las semillas de mostaza”

Por diez años, cogidos de la mano, juntos enfrentamos dificultades y peligros;
sumergidos en la espuma pasamos aflicciones.
Por poco tiempo tomaste prestadas las pinturas para alegrar tus ojos cansados;
lo dulce y lo amargo de adentro sólo nuestros dos corazones lo saben.

(1934)

 

Escrito por azar a fines del otoño del año Hai8

Ya asustado por la gravedad del otoño alojado bajo el cielo,
¿me atrevería a enviar la calidez de la primavera a que trepase al extremo del pincel?
En el vasto polvo del mar se sumergen cien sensaciones;
un viento dorado susurra y se marchan mil funcionarios.
Cuando regrese viejo, las zizanias acuáticas de la gran charca estarán agotadas;
los sueños caerán en nubes vacías y mis dientes y cabellos se helarán.
Atemorizado escucho al desolado gallo y luego el silencio;
me levanto a mirar las estrellas justamente entrecruzadas.

Lu Xun

Wilfredo Carrizales
Últimas entradas de Wilfredo Carrizales (ver todo)

Notas

  1. Alusión al constante cambio de manos de las ciudades por parte de los caudillos militares.
  2. Otro nombre para designar a Japón.
  3. Según un mito antiguo, el emperador Yan tenía una hija llamada Nüwa. Ella se ahogó cuando intentaba cruzar el Mar del Este. Luego se transformó en el ave jingwei y se dedicó a llevar piedras en el pico que dejaba caer al mar para rellenarlo.
  4. Corriente de la guerra.
  5. Emperador de la mítica dinastía Xia, quien domeñó las inundaciones y recibió el título de “El Grande”.
  6. Plantas silvestres que tienen partes comestibles.
  7. De acuerdo a la leyenda, era el rey del Estado de Shu, al final de la dinastía Zhou (año 256 a. C.). Luego se convirtió en emperador y se le dio el título de Wangdi (“Reputado Emperador”). Su nombre era Du Yu. Después de retirarse, murió y su alma se transformó en el ave dujuan o duyu (cuco o cuclillo).
  8. El año yihai: 1935.