Servicio de promoción de autores de Letralia

Saltar al contenido

Año de la liebre: dichos y poemas

domingo 22 de enero de 2023

Introducción, selección, traducción del chino clásico y notas: Wilfredo Carrizales

Año de la liebre: dichos y poemas traducidos del chino por Wilfredo Carrizales

Introducción

El 22 de enero comienza el año de la liebre (Lepus sinensis) y se prolongará hasta el 9 de febrero de 2024. De acuerdo con la cronología mítica de China este año sería el 4721. Desde la época de la dinastía Zhou (aproximadamente desde el siglo XI hasta el año 256 a. C.) se han designado los años según un ciclo formado por sesenta combinaciones binarias (pares con pares y nones con nones) de los diez Troncos Celestes (Tian Gan) con las doce Ramas Terrestres (Di Zhi). El primer año de cada ciclo se nombra con los dos primeros caracteres de ambas series Jia Zi y el año sexagésimo que concluye el ciclo sexagesimal, con el binomio Gui Hai.

La invención del ciclo sexagesimal se atribuye al mítico Emperador Amarillo (Huang Di), considerado el padre de la cultura china, habiéndose fijado el primer año del primer ciclo en el año 2697 a. C. El ciclo continúa usándose para los años del Año Lunar (Yin Li) o Calendario Agrícola (Nong Li) que regula la celebración de las festividades populares y las faenas del campo. El primer mes del año lunar empieza siempre más tarde que el año solar. Cada año del calendario lunar se designa con el nombre del animal correspondiente en las doce Ramas Terrestres. Así, al año 2023 le corresponde la liebre (tu), regida por el elemento agua.

La liebre simboliza longevidad, paz y prosperidad y se suele creer que será un año de esperanza. El Año de la Liebre Tu Nian) será el año Gui Mao. La liebre es el cuarto de los animales en el zodíaco chino concertado en las doce Ramas Terrestres. También la liebre es un símbolo de la gracia, los buenos modales, el consejo sano, la bondad, la sensibilidad, la fertilidad y la abundancia; símbolo de lo femenino, de la luna, de los nuevos comienzos y cambios. Las liebres son capaces de moverse rápidamente por terrenos difíciles y de escapar fácilmente de los depredadores. En la antigua mitología china se refiere que había una liebre en la luna mezclando en un mortero la droga de la inmortalidad. Se afirmaba que por haber ofendido ella al dios Tai Sui (el planeta Júpiter) había sido condenada a ese trabajo para toda la eternidad.

 

Año de la liebre: dichos y poemas traducidos del chino por Wilfredo Carrizales

Dichos o frases hechas de cuatro caracteres (cheng yu)

No son muy abundantes los chengyu que tengan como tema las liebres, pero los pocos que existen recogen muy bien las características de ese mamífero lagomorfo silvestre.

  1. Tu si hu luo: al saltar la liebre, el halcón se lanza (sobre ella): rapidez de movimientos; caligrafía rápida y segura. La expresión proviene de la dinastía Song (960-1279). El poeta Su Shi (1036-1101) usó por primera vez la frase en uno de sus escritos para referirse al modo veloz y vertical de usar el pincel al escribir. En la dinastía Ming (1368-1644), Yuan Zhongdao (1570-1627) en sus Disertaciones dice: “Si se quiere que se vea lo que se lleva en el pecho… el pincel no puede estar ocioso y al esgrimirlo hay que hacerlo como al saltar la liebre, el halcón se lanza sobre ella…”. En la dinastía Qing (1644-1911), Ji Yun (1724-1805) en sus Lecturas de notas menudas en la Casa de Paja dice: “Los asuntos de ahora son como la liebre al saltar; el halcón se lanza sobre ella…”.
  2. Tu si gou peng: muerta la liebre, cuecen al perro: desembarazarse de uno después de haberse aprovechado de sus servicios; los ayudantes de confianza son eliminados cuando se han vuelto innecesarios. La expresión proviene de la dinastía Han del oeste (206 a. C.-24 d. C.). Sima Qian (145-86 a. C.) en sus Registros históricos. Familia de Gou Jian, rey de Yue,1 dice: “Al volar los pájaros, se guardan los buenos arcos; muerta la astuta liebre, se cocina al perro de caza”.
  3. Tu si hu bei: muerta la liebre, el zorro llora: compadecerse por sus semejantes. Expresión proveniente de la Colección de literatura popular narrativa de Dunhuang. La golondrina,2 de la dinastía Tang (618-907). Se refiere allí lo siguiente: “Afligida al escuchar que el zorro murió, la liebre se puso triste; cuando los seres sufren daño, sus similares lo sienten”.

Año de la liebre: dichos y poemas traducidos del chino por Wilfredo Carrizales

  1. Jiao tu san ku: la liebre astuta (tiene) tres madrigueras: el hombre taimado tiene varias escapatorias; una persona ladina tiene más de un escondite. Dicho proveniente de Estrategias de los Estados combatientes. Estrategias del Estado de Qi de Liu Xiang (77-6 a. C.), dinastía Han del oeste. “Feng Xuan dijo: ‘la liebre astuta tiene tres madrigueras; sólo se logrará la liebre si se le mata. Hoy el Señor tiene una madriguera, pero no tiene una almohada alta para tenderse. Le solicito al Señor cavar la segunda madriguera’”.
  2. Jian tu fang ying: al ver la liebre, soltar el halcón: al mirar una oportunidad a tiempo, ponerse en acción y obtener beneficio. Dicho proveniente de la obra titulada Continuación de las anotaciones bajo la lámpara, escrita durante la dinastía Song. “…Al ver la liebre, soltar el halcón; al toparse con un venado, flecharlo”.
  3. Jian tu gu quan: al ver la liebre, volver la cabeza para mirar al perro: ante una situación apremiante pensar a tiempo una medida para resolverla. Expresión proveniente de Estrategias de los Estados combatientes. Estrategias del Estado de Chu de Liu Xiang: “Al ver la liebre, volver la cabeza para mirar al perro, si no será tarde”.
  4. Tu zou wu fei: la liebre avanza, el cuervo vuela. En la antigüedad se decía que en la luna había una liebre de jade y en el sol un cuervo de oro. El sentido del dicho es que el tiempo pasa. La expresión procede del poema “Temprano en un día de otoño” del poeta Wei Zhuang (c. 836-910) de la dinastía Tang. “El sentimiento del viajero es como el fuego; / la liebre avanza, el cuervo vuela y no se siente de larga duración”.

 

Año de la liebre: dichos y poemas traducidos del chino por Wilfredo Carrizales

Dos canciones del Libro de los cánticos (Shi Jing)

El Libro de los Cánticos (siglo XI a. C.-siglo VI a. C.), primero conocido como Canciones antes de la dinastía Qin (221-206 a. C.) o Trescientas canciones. Después de la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.) se le denominó Libro clásico de las canciones. Es la más temprana colección de poesía y se le atribuye su recopilación a Confucio. Se le considera uno de los cinco libros canónicos de la escuela confuciana. Contiene trescientos cinco cánticos con temas amorosos, religiosos, de referencias políticas, populares y mitológicas. Confucio lo expurgó y eliminó los cánticos con más evidente contenido salaz. El libro está dividido en tres secciones: Feng (Aires o baladas), Ya (Himnos dinásticos) y Song (Elogios). Las dos canciones aquí traducidas provienen de la sección Feng.

Red para cazar liebres (Tu Ju)

En esta canción se alaba el talento de los guerreros que pueden proteger al Estado y se convierten en nobles de confianza. La canción está estructurada en tres partes con un total de doce versos rimados, de cuatro caracteres cada uno.

Cuidadosamente se tejen las redes para cazar liebres;
tac tac se fijan las estacas.
Poderosos y robustos guerreros;
los nobles protegen la ciudad.

Cuidadosamente se tejen las redes para cazar liebres;
se instalan en medio de los caminos.
Poderosos y robustos guerreros;
buenos acompañantes de los nobles.

Cuidadosamente se tejen las redes para cazar liebres;
se instalan en medio de los bosques.
Poderosos y robustos guerreros;
los nobles son hombres de confianza.


Liebre relajada (Tu Yuan)

Uno que no logró la nobleza gime de tristeza. El destino es muy amargo. Estar aburrido sin nada qué hacer da origen a pensamientos de hastío del mundo. Antes se otorgaban títulos nobiliarios, desde el pasado hasta ahora. Él repetidas veces canta, dolorosamente afligido. La canción está estructurada en tres partes con veintiún versos rimados, casi todos de cuatro caracteres, excepto tres de tres caracteres.

La liebre no se inquieta;
el faisán cae en la red.
Cuando mis padres me engendraron,
no había guerra ni trabajo forzado.
Después que nací,
me encontré con innumerables dificultades.
¡Deseaba dormir y no podía!

La liebre no se inquieta;
el faisán cae en la malla.
Cuando mis padres me engendraron,
no había desgracias ni desastres.
Después que nací,
me encontré con innumerables inquietudes.
¡Deseaba dormir y no podía!

La liebre no se inquieta;
el faisán cae en la albanega.
Cuando mis padres me engendraron,
no había servidumbre penal.
Después que nací,
me encontré con innumerables desdichas.
¡Deseaba dormir y no podía!

 

Año de la liebre: dichos y poemas traducidos del chino por Wilfredo Carrizales

A modo de conclusión: el registro 104 de Anotaciones en busca de los dioses

Anotaciones en busca de los dioses es una obra de Gan Bao, literato que nació durante el período Taikang de la dinastía Jin del oeste (280-289) y murió durante el período Yonghe de la dinastía Jin del este (345-356). Su obra contiene asuntos sobrenaturales, historias de fantasmas y sucesos extraños narrados con brevedad. El registro 104 consta de dieciocho caracteres y es el único que menciona a la liebre.

En el tiempo del rey Zhou3 de Shang a una gran tortuga le nació pelo, a una liebre le crecieron cuernos. Esto era símbolo de que se produciría una guerra.

Wilfredo Carrizales
Últimas entradas de Wilfredo Carrizales (ver todo)

Notas

  1. Gou Jian (496-465 a. C.). En el año 473 se apoderó del Estado de Wu, reino que ocupaba el valle del bajo Yang-zi.
  2. Cuevas de Dunhuang, en la noroccidental provincia de Gansu, que datan del año 366 d. C. y que contienen esculturas y pinturas murales con historias budistas.
  3. Último soberano (¿1154?-¿1122?) de la dinastía Shang (c. comienzos del siglo XVII-siglo XI a. C.), famoso por su crueldad. Fue derribado por el fundador de la dinastía Zhou (siglo XI-256 a. C.).