XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Coloquio de poesía venezolana

martes 3 de mayo de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Eduardo Casanova fue uno de los organizadores del coloquio.
Eduardo Casanova fue uno de los organizadores del coloquio.

El domingo 5 de agosto de 1984, desde las 11 de la mañana hasta horas que ya no se recuerdan, se llevó a cabo en la sala de Solistas de Venezuela, ubicada en Parque Central, sótano 1, torre Oeste, un Coloquio de Poesía Venezolana, una Colectiva de Artistas Plásticos de Oriente y un recital de guitarra a cargo de Luis Quintero. También una expoventa de libros de las editoriales Monte Ávila y Fundarte.

A ese evento fueron invitados los poetas y escritores Yolanda Blanco, Velia Bosch, Juan Calzadilla, Eduardo Casanova, Eli Colombani, Luis Alberto Crespo, Antonio Duno, Alfredo Fuenmayor, Eli Galindo, Vicente Gerbasi, Luis Camilo Guevara, Alberto Hernández, Enrique Hernández D’Jesús, Freddy Hernández Álvarez, Eleazar León, Pedro Francisco Lizardo, Carmen Isabel Maracara, Eugenio Montejo, Alejandro Oliveros, Hanni Ossot, William Osuna, Yolanda Pantin, Alberto Patiño, Gustavo Pereira, Francisco Pérez Perdomo, Ramón Ordaz, Román Rico, Marilú Sananes, Juan Sánchez Peláez, Elena Sassone, José Antonio Sucre, Julio Valderrey, Elena Vera y otros.

La invitación fue publicada en el diario El Nacional, nota en la que se agregaba la participación de los músicos José Antonio (Toñito) y Telésforo Naranjo, Miguel Delgado Estévez, Luis Morales Bance y Olaf Ilzins. Se comentaba que se trataba de un “insólito acontecimiento”: reunir a poetas, artistas plásticos y músicos en un solo ambiente. Es decir, muchos locos en un solo sitio.

Entre los artistas plásticos orientales se mencionaba a Gladys Meneses, Gilberto Bejarano, Pedro Barreto, Carupanno, Carla Barreto, Campuzano, Jorge Barreto.

La división del país ha convertido nuestro mapa en compartimientos estancos, gracias a la genialidad de un militar y un grupo de supuestos progresistas que nos han colocado al borde del abismo. No hay coloquios. Sólo silencio.

Se trató de todo un día de palabras y tragos, porque entre poeta y poeta, canto y canto, escena y escena, se tomaba y se escanciaba “al estilo de lo que ocurría en los inicios del teatro en la Atenas del siglo de Pericles… pero sin Pericles”.

Esta curiosidad sólo quiere manifestar que vivíamos una Venezuela abierta, en la que no cabían resquemores entre artistas. Si no me equivoco todos los mencionados arriba participaron, con ligeras excepciones porque no pudieron llegar, pero el poeta William Osuna, quien sí asistió, le manifestó a este cronista que él no iba a leer delante de tantos “monstruos”. No sé si Osuna lo expresó por timidez o sencillamente no quiso alistarse al lado de tanta “burguesía” junta. Broma aparte, el evento estuvo del carajo porque salimos más ebrios que Gargantúa y dándole gracias a Baco por tanta caña buena, tanta poesía, tanta música, tantos amigos y tanto país, el mismo que hoy se ha ido casi de las manos.

En la organización del evento estuvieron Luis Morales Bance como director de Solistas de Venezuela y Eduardo Casanova como conspirador de oficio en estos eventos que siempre quedan “del carajo”, para satisfacer al apreciado amigo Gustavo Valle y no decir que quedó “genial”.

Pasadas unas décadas, la división del país ha convertido nuestro mapa en compartimientos estancos, gracias a la genialidad de un militar y un grupo de supuestos progresistas que nos han colocado al borde del abismo. No hay coloquios. Sólo silencio.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio