correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

Una ruina para reconocernos

lunes 6 de marzo de 2017

Una ruina para reconocernos, por Alberto Hernández

Inmóvil como el sur, la ruina disimula el diálogo con el tiempo. Su verticalidad, los rasgos del rostro mordido, las tantas lluvias que la azotaron, los soles que se pasearon por las sombras ocultas: todo en un solo espacio que aún —olvidado por la reconstrucción— revela las marcas, voces y viajes, el monólogo de las paredes y la agonía de los portales.

El morir también es regresar al sitio donde una vez dejamos la palabra.  

Esa huella de cualquier lugar, de cualquier sitio que nos acontece interiormente, esa fachada poblada de grietas, las rayas de los adobes que no vemos y los que aparecen en la imaginación, arrumados por el escalofrío de tantas heridas en los muros, donde —al fondo— inician la aparición de otro paisaje.

Una ruina sólo sirve para reconocernos. Una ruina es el espíritu que nos abandona lentamente, que nos somete a una muerte calcada en los ojos, sin sobresaltarnos.

¿Cuántas veces fuimos amonestados por el oculto, por quien anda de puntillas y nos toca el hombro? Sobrecogidos por el silencio bajo el cielo abierto, retornamos al techo expresado por las últimas nubes de la tarde. Que el morir también es regresar al sitio donde una vez dejamos la palabra, la única que desconocemos.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)