Servicio de promoción de autores de Letralia

Saltar al contenido

Cuentos completos de David Alizo

lunes 28 de enero de 2019
David Alizo
David Alizo legó tres libros de cuentos que están recogidos en este volumen junto con textos inéditos.

1

De calle en calle, de tasca en tasca, de aposento en aposento, de intemperie en intemperie, de reflejo en reflejo, desde su Barrio Latino caraqueño, en su andar de pupilo y aprendiz de juglar, David Alizo fue construyendo, en medio de disipaciones, palabras ásperas, negaciones e insistencias, la poética de su narrativa.

Era la ciudad capital un lugar para vivir. Se podía vivir. Algunos sobresaltos, pero Caracas era aquel paraíso del que muchos renegaban sin saber que luego se convertiría en una colmena de lamentos. En medio de discusiones, la política y la narrativa, el arte, la bohemia, todo aquello que ofrecía la urbe donde se complacían todos los lenguajes, los afectos y los encontronazos, las “repúblicas”, sus distintos puntos cardinales y sus coordenadas, y las pequeñas monarquías personales.

En ese ambiente estaba inmerso David Alizo, quien era un joven veinteañero que se acompañaba con la presencia y la voz de los mayores, entre ellos Salvador Garmendia, Adriano González León, Alberto Patiño, quienes apoyaron sus iniciativas y sus primeros vuelos imaginativos.

Tres libros de cuentos legó este trujillano que también se destacó en la novela: Quorum (1967), Griterío (1968) y El rumor de los espejos (1984), además de unos inéditos que dejarán un buen sabor de boca en los lectores.

Entre sus trabajos de largo aliento están Esta vida del diablo (1973), La segunda memoria (1998), Safo de mil amores (2005) y la celebrada Nunca más Lili Marleen (2008).

En 1970 se alzó con el premio del Concurso de Cuentos del diario El Nacional, con el texto “Yo no sé cuántas cervezas en una noche”.

 

“Cuentos completos”, de David Alizo2

Muchos relatos de Alizo aparecieron antes de la publicación orgánica en revistas como CAL, Sardio, Rayado sobre el Techo —de El Techo de la Ballena—, Revista Nacional de Cultura e Imagen.

En aquellos iniciales días, según afirma A. Navarro, citado por la viuda de Alizo, Cesia Hirshbein, éste vio cómo nacían “modalidades narrativas que varían desde los esquemas experimentales y teóricos propuestos por José Balza, las exploraciones lingüísticas de Esdras Parra y los testimoniales relatos de Jesús Alberto León…”.

Es decir, nuestro autor se alimentó de todos esos rasgos y llevó adelante su obra hasta convertirse en uno de los narradores más sólidos de nuestro país, sobre todo cuando aparece en nuestro ambiente la última novela que, infortunadamente, no pudo ver publicada.

David Alizo vertió su imaginación en relatos de corte “fantástico” y de ciencia ficción, como destaca Hirshbein, en su primer libro. Luego, regresa a la realidad cotidiana y en “Griterío” aparecen personajes visibles, “conocidos”, coloquiales, sujetos de la ciudad, sujetos que eran parecidos a “ellos”, los que habitaban el mundo de la imaginación. En el tercer tomo Alizo se vale de experimentos en los que su estilo no rompe con el carácter de su primera salida al ruedo literario. Es un hombre con la madurez necesaria para escribir trabajos más exigentes. Su narrar avalado por la crítica (Orlando Araujo lo impulsó) encontró muelle con sus novelas, pero sobre todo con Nunca más Lili Marleen.

Veintinueve relatos que nuestro autor dio a conocer en tres títulos y cuatro inéditos conforman este tomo publicado por la Editorial Equinoccio, en la Colección Papiros Reconocidos, de la Universidad Simón Bolívar, en el año 2015.

Una excelente iniciativa que se convierte en la lectura de un autor que precisa de investigadores y críticos.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)