Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

El viaje inmóvil, de Arnoldo Rosas

lunes 11 de diciembre de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
“El viaje inmóvil”, de Arnoldo Rosas
El viaje inmóvil, de Arnoldo Rosas (2023). Disponible en Amazon

1

Cada relato contiene un viaje. Sea para venir como para ir. De gente que llega o se va. Cada historia se cuenta desde el instante en que el narrador cierra la última línea y deja en suspenso al lector. Cada cuento parece una novela que se recoge para decirnos que los personajes no se mueven o se mueven mucho: el narrador nos lleva a disímiles lugares del mundo sin necesidad de moverse de su espacio, de su lugar (¿sería una osadía negar esta afirmación?), que podría ser una ventana que lleva la mirada a un puerto marino o a uno aéreo. Al andén de un tren. A las veces que se trató de ingresar a un sitio privado violando las reglas. Y siempre habrá una ciudad, un país distinto y una suerte de espera en la que no falta el humor y la movilidad de las palabras, que son, en definitiva, las que viajan.

Arnoldo Rosas escribe unas historias que conducen al lector a no despegarse de los personajes. A veces en un relato corto hay varios ambientes, varios tiempos, varios viajes desde la mesa de un restaurante. El lector se ensimisma y viaja sin moverse, aunque la idea es que el lector se traslade y conozca cada una de las geografías o urbes que el viajero inmóvil menciona en cada una de sus aventuras.

Una suerte de dromomanía califica este trabajo de nuestro autor que, como insular, confirma su visión fronteriza con todos los puntos cardinales.

 

Este es un inventario de trashumantes, de personajes que recorren el mundo, pero se le ocurre al lector que quien escribe lo hace con la mirada puesta en calles, pueblos, ciudades, países.

2

Una veintena de cuentos dan cuenta de los tantos viajes que el narrador deposita en nuestra imaginación. En nuestros deseos de no perder el tren o de no deshacernos del paisaje que aparece en la memoria de quien relata estas historias.

Son “Relatos de gente que viene y va”. No de gente que va y viene. Llegan primero y luego se marchan. No como dice el refranero. Este es un inventario de trashumantes, de personajes que recorren el mundo, pero se le ocurre al lector que quien escribe lo hace con la mirada puesta en calles, pueblos, ciudades, países: un recorrido por el que las palabras se agrupan para precisar los diferentes climas y comportamientos de quienes ocupan el espacio de este libro.

Un libro de magistral escritura. De gozo por el trazo verbal. Este es un libro que debe ser usado, como se usa un guante: siempre a la disposición de nuevos lectores.

Viajar sin moverse precisa de mucha imaginación y a Arnoldo Rosas le sobra.

Alberto Hernández

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio