Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Eventos, de Lucía Salerno

lunes 29 de enero de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Lucía Salerno
La poesía de Lucía Salerno es una combinación de sorpresas con eventos de la cotidianidad.

“Eventos”, de Lucía Salerno
Eventos, de Lucía Salerno (Sistema de Editoriales Regionales, 2023).

A cualquier hora se aparece la palabra precisa para elaborar la imagen que habrá de dar con la poesía. Ya el poema estaba: era la forma, a veces el sentido, o muchas veces, como estructura, como edificio donde —de pronto— aparece el asombro, el sabor de unas palabras enlazadas, las que dan fe de ser hermosas o reflexivas, más allá de su carácter esquivo, aunque la poesía generalmente lo sea.

La poesía de Lucía Salerno es una combinación de sorpresas con eventos de la cotidianidad. Son sus eventos, sus aventuras, sus hechos diarios, desvelados, conseguidos a fuerza de trabajo, constancia y miradas interiores.

La poeta se empina sobre las palabras y les saca el zumo. Las vierte en la página o en la pantalla y ellas mismas se convierten en lectura, en una sensación que atrapa al lector. Claro, hay lectores de lectores: habrá quien diga que se trata de poemas donde la autora se desgana por algunas imágenes que son un cualquiera que habla. De eso se trata: de que sean plurales vocales, que hayan sido dichas para que se hagan parte del poema y luego poesía. Otros lectores serán sorprendidos por la manera como la autora se pasea con cierta facilidad por ciertos laberintos de los cuales sale bien librada. Y eso también es válido, porque tiene que ver con la constante búsqueda de quien se arriesga.

Como lector impresionista o atado a un sistema de análisis, se trata de abordar el poema como lo que somos: simples seres humanos que nos impresionamos, nos asombramos y luego hacer de ese asombro un acercamiento reflexivo, una tendencia que nos aproxime a una idea: los métodos generalmente parten del hecho casi filosófico o matemático y hacen de la poesía un objeto, cuando debería tomarse como un órgano vital que, ciertamente, es pensada, corregida, revisada, pero también es una impronta, un susto, una impresión, un sobresalto.

 

(***)

 

He leído los poemas de Lucía Salerno con esa intención, con la que me prevén los mismos poemas: escojo los sonidos que me atraen, los estrujo para sacarles el zumo y ser parte de ellos, como estos que a continuación entrego a los lectores:

…una puerta se cierra / y no se sabe lo que revelan las nubes…


me habita la lentitud…


Mañana / ya no habrá preguntas…


No sé si pueda dividir un abismo / no sé si pueda salvar una llamarada…


Soy un soplo que anhela el alba…


…las heridas duermen…


no dejes que los espejos / me regresen a la infancia…


El corazón es una sombra…


Lento es el pesar…


Los fantasmas (…) no están para ceremonias…


Soy una efigie / encallada en la simulación…

Cada una de estas expresiones formula una definición. Construye un pensamiento, pero la poesía va más allá: se desdobla, se imagina, va y viene, se borra y aparece de nuevo. Es ubicua. Es Ella misma en Ella, un evento.

Alberto Hernández

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio