Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

Fragmentos dispersos, de Reinaldo Chaviel

lunes 25 de marzo de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Reinaldo Chaviel
En Fragmentos dispersos, Chaviel se pasea por los estigmas humanos y no deja tema al desgaire.

“Fragmentos dispersos”, de Reinaldo Chaviel
Fragmentos dispersos, de Reinaldo Chaviel (AlfaGuaro, 2023). Disponible para su descarga gratuita en el Drive de la editorial

1

Somos fragmentos en medio de un inadvertido caos, aunque nos demos cuenta de que además somos un conjunto disperso de relatos que abundamos rodeados de brevedades, de instantes, de destellos mientras calculamos el desplazamiento de nuestra respiración.

Y así, sin menoscabo de desmemoria alguna, el ser, este que ambula como un duende atravesado por la secuencia de las ideas, las que atendemos con esta plural desazón de confundirnos atajados por una innumerable cantidad de imágenes, volvemos, siempre lo hacemos, a recogernos en las anécdotas, ser ellas, en el recuento de la ironía, en el humor negro, gris o transparente de la realidad.

En Fragmentos dispersos (AlfaGuaro, serie Narrativa, 2023), el venezolano Reinaldo Chaviel, sabiamente, se pasea por los estigmas humanos y no deja tema al desgaire; trata todo, lo toca todo con su mano creadora, y ese todo se hace brevedad a través de su destacada precisión para asombrarnos.

Una semilla es tan poderosa como un trueno. La primera germina y funda un universo de hojas, frutos y sombra. El trueno sirve para iluminarlos. Mientras tanto, más semillas abundan, germinan y relatan el pasado, el brote de la primera. Así se leen estos cuentos cortísimos, brevísimos del narrador Reinaldo Chaviel, un sembrador de historias que nos conducen a ser este plural que habla.

 

2

Quien habló en la primera parte de esta reseña es el otro yo de quien ahora entra en contacto con la voz, con la ficción de este escritor larense, tan dado a no mostrarse, toda vez que siempre será un asombro saberse inédito en el instante en que ya se sabe de él. Es decir, siempre será parte de sus invenciones como lo es quien esto escribe, un invento del escritor. Chaviel es el mismo asombro silencioso, una bella sorpresa, un asunto de fiesta literaria. Una semilla que siempre genera una cosecha.

 

3

Cuentos en una línea, en un horizonte verbal. Una oración es un universo. Relatos tan breves que casi desaparecen pero dicen una galaxia. Cuentos en dos líneas, tres, cuatro…, hasta más extensos, que se recogen en la anécdota y despliegan todo su poder desde el comienzo hasta el final. En esos se adensa la brevedad, el brillo de una inteligencia sonora de la cual brota poesía o un golpe letal de realidad tan fuerte que abruma.

La muerte, la vida, la ciudad, la magia, la espera como constante, el alma siempre en vilo, la enemistad, el cadalso, los cuentos de hadas como reflejos para inventar desde el aquí local, la lectura como descubrimiento, la tecnología, la soledad, la virginidad, la revelación, el juego, un fugitivo, un homicidio, la leyenda y el mito de la cinco águilas blancas, ese relato andino convertido en legado literario; Juan Rulfo como personaje, Génova, la de José Pulido, Ulises y las sirenas, un diario, la guerra, el toreo, una tragedia de Semana Santa convertida en refrán, dos calambur, la esperanza, los sueños, la felicidad y un final para el lector.

Estamos en presencia de un libro que atrapa, que se entrega totalmente al lector, así como el lector se entrega totalmente al tejido de cada brevedad que Reinaldo Chaviel regala como una ofrenda al castellano que tan bellamente traza sobre el papel.

Alberto Hernández

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio