“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Capella, Contramaestre, Ochoa, Pantin y Hernández: De músico, poeta y loco

lunes 6 de junio de 2016

Plaza de los Museos (Caracas)

El domingo 22 de junio de 1997, a las 4 de la tarde, se llevó a cabo el evento “De músico, poeta y loco” en la Plaza de los Museos de la Galería de Arte Nacional (GAN) en Los Caobos, con la participación de los cantantes Huguette Contramaestre, Juan José Capella y el guitarrista Luis Ochoa. Los poetas participantes en esta tenida fueron Yolanda Pantin y Alberto Hernández, quienes leyeron sus textos con fondo de instrumentos que hicieron del público una verdadera locura, por la alegría de estar en un patio tan agradable rodeado de amigos y de expresiones artísticas de todas las épocas.

“De músico, poeta y loco” fue una hermosa experiencia que activó las ganas de hacer cosas parecidas que luego se escenificaron en otras regiones del país.

El texto de presentación de la actividad señalaba:

Un hilo conductor expansivo se nos deja entrever mediante una exposición de artes plásticas. Oscar Machado proyectado cerca de las muñecas de Reverón, Iribarren recibiendo cierto discurso de Otero, Vogeler retomando el Ávila de Pedro Ángel… El concepto utilizado inspira y enmarca un quehacer musical nutrido de la correlación entre la música y la poesía, el pasado y el presente.

“Expansión” es la idea que mejor define lo que proponemos. Usando como base la palabra, sustento de la poesía y fundamento de la canción, buscamos expandirnos a través de los oídos atentos y los ojos cerrados de quien desee acercarse a una forma de hacer y decir.

Significa entonces que las voces internas de cada uno de nosotros, bien nuestras o ajenas, bien de ayer o de hoy, las voces de la calle, se juntan para contactar y acceder a un espacio, para intervenir en la vida de la gente con el fin de quedarse y transmutarse en nuevas palabras; en nuevos modos de asumir las canciones y los poemas, soltados por otras voces, en cualquier parte, a cualquier hora.

En la primera parte del programa se anunciaba la lectura de “Casa o Lobo I”, de Yolanda Pantin; “Romance en la lejanía”, de Pedro Emilio Sánchez, interpretada por J. J. Capella; “Serenata”, en la voz de Contramaestre; “Yolanda”, de Pablo Milanés, a dos voces; “Casa o Lobo II”, de Pantin; “Otras instancias”, de Alberto Hernández; “Boleros venezolanos”, a dos voces; “Vida consentida”, de Homero Parra y “Solo en la noche”.

En la segunda parte, “En medio de la noche”, poema de Alberto Hernández; “La dama de la ciudad”, de Frank Quintero, en la voz de Capella; “Tengo que regalarte”, de J. J. Capella, cantada a dos voces; “Vitral de mujer sola”, de Yolanda Pantin; “La clandestina”, de Contramaestre, cantada por ella misma; “Celos”, de Aquiles Valero, en la voz de Huguette; “Sina”, de Djavan, a dos voces; “Notas”, de Henry Martínez, en la voz de Capella, y “Primera instancia”, poema de Alberto Hernández.

La producción general de este encuentro poético-musical fue de J. J. Capella, y fue patrocinado por los sabrosos Helados Efe.

Semanas después, el mismo evento se llevó a cabo en la Sala de Banesco con la misma programación.

“De músico, poeta y loco” fue una hermosa experiencia que activó las ganas de hacer cosas parecidas que luego se escenificaron en otras regiones del país.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)