correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

La confabulación y otras minificciones, de Nesfran Antonio González Suárez

lunes 28 de junio de 2021
“La confabulación y otras minificciones”, de Nesfran Antonio González Suárez
La confabulación y otras minificciones, de Nesfran Antonio González Suárez (2021).

1

Rodeada por una invasión de sapos, la ciudad contrata a un músico (la flauta no era necesaria) para que enamorara a los batracios y los sacara de la ciudad. Cosa que logró. Pero lo que obtuvo fue la recompensa. Pero el cuento sigue y será mejor que el lector lo descubra.

Un lunar en el pecho de un hombre, reflejo del lunar de un esposo, provoca la expulsión del verdadero dueño del lunar de su casa hogar. No se puede vivir del reflejo. Y si se es reflejo de otro, es mejor hacer cambios y hasta maquillarse. El lector también inventa. La crónica es libre de decir o desdecir.

Las anécdotas corren solas plenas de humor, ironía, sorpresas, pequeños sobresaltos o caídas libres desde imaginados aviones, que a este cronista se le ocurren auspiciar desde la mirada un tanto imaginada de Nesfran Antonio González Suárez, quien, desde Ciudad de Panamá, en edición muy personal, nos regala el pasado febrero de 2021 estos relatos muy bien construidos, donde su invención toma vuelo y se convierte en un libro que lleva por título La confabulación y otras minificciones.

Leerlo, el libro, nos aproxima a una inteligencia que no para. Conocemos a Nesfran desde hace algunos años cuando andaba por Maracay revelando historias, poemas, talento, alegría por haberse encontrado con esa veta tan maravillosa como es la creación.

 

2

Confabulado con él mismo, nuestro paisano y amigo anda por aquellos mundos repartiendo historias desde estas páginas que nos llevan de la mano a seguir pensando que la imaginación tiene como depositario a quien no descansa y no deja de hacer felices a sus lectores.

Este es un libro de cuentos cortos, de historias resumidas, para que el lector pueda imaginar también y si se siente libre escribir también sus propias historias. Es un libro magnífico porque nos hace magníficos. Convierte al lector en un sujeto vivo. Hace del lector un cuento que no termina, porque quien lee estas páginas sigue imaginando.

 

3

Confabular es conspirar. Confabularse con otro es promover la derrota del otro que, a la larga, se puede convertir en una tragedia, comedia, derrota o triunfo de quien es sometido por los confabuladores. En el caso de este libro, los lectores han sido “confabulados” por la gracia e inteligencia de González Suárez, quien sin tapujos desarrolla toda su imaginería sin dejar hueso sano. Es un libro de cuentos para contar. Es un cuenterío que sirve para crear cuentos. Es un libro de relatos que relatan los cuentos de quienes toda la vida han querido ser relatados, porque se trata siempre de un juego de imaginación.

Imaginar es conspirar, confabularse contra la realidad, porque no hay cosa más terrible que la realidad, por eso es preciso inventarla, sacarla de quicio, hacer que sea posible en otros ámbitos.

Este libro de Nesfran formará parte de una antología en la que otros imagineros hagan campos y ciudades, pasiones y arrebatos. Este libro ya es un libro que sirve para no desgastarse. Es un libro de sabrosa lectura que enaltece a quien lo escribe y a quien lo lee.

Alberto Hernández
Últimas entradas de Alberto Hernández (ver todo)