XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Algo pasará tras el ruido del gozne

lunes 31 de octubre de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Textos y fotografías: Wilfredo Carrizales

1

Algo pasará tras el ruido del gozne, por Wilfredo Carrizales
Fotografía: Wilfredo Carrizales

Un ratón pasará de una madriguera a una ilusión y dejará una estela sobre el piso y su brillo permanecerá durante un periodo indefinible.

Pasará una corriente por dentro del desagüe y teñirá de estremecimientos a las máscaras ocultas y a los juegos que inciden en las coberturas de las paredes.

Un túnel pasará de un lado a otro de los papeles viejos, de las retorcidas revistas y de los periódicos que destilan hedentina y se abrirá una claridad y habrá luz que no se fijará definitivamente, sino que gravitará en un vacío muy plano.

Pasará de la humedad al estado febril o del fuego que late a la condición del moho y un tono sonará como una hoz atrapada en medio de su óxido, de su orín asaz antiguo.

Por las calles aledañas pasará una procesión de maullidos y lamentos de plañideras y un enjambre de acólitos en busca de fe y remedios sin barnices ni retoques.

Aquello pasará o un momento vago pasará sin hacerse sentir, sin hacerse doler, sin hacerse emascular y un ahogado desde un púlpito pasará a mejor muerte y redundante sino.

Pasará un embrujo de sucesos, una mezcla de extrañas situaciones y un alterno prodigio que pasará entre las facultades del no abandono y adelanto de ausencias.

De una leve carrera a la siguiente pasará un susto y una acumulación de suspicacias y una revisión lenta de desequilibrios que podrá medir su calibre echada sobre una bola.

Pasará de secreto a lamento de incógnito, de exacerbación a recogida y se trazarán cinturas de ruegos en las instancias de una muerte súbita.

 

2

Algo pasará tras el ruido del gozne, por Wilfredo Carrizales
Fotografía: Wilfredo Carrizales

Pasará de un ámbito vecino a uno más alejado del vocabulario y la perversión de la imagen y afluirá un bochorno de sustancias alusivas al ciempiés y a los renacuajos sin parangón.

Una enfermedad pasará con sus millones de contagios y cubrirá todas las pieles y llenará todos los poros y la infección se registrará en espurios cartapacios.

Pasará al despacho del sahumerio la contorsión de la fealdad y allí se revolverá en medio de estertores de su propia invención.

Pasará la observancia de los enfermos en sus abscesos sin lustre y los insultos existirán alrededor de sus cuerpos y las atribuciones de sus males serán un solo rosario de cuentas gastadas.

Pasará la cuestión de las miajas y la fortuna se derrumbará y retumbará a quebranto de sentido claro y se atisbará una brizna de alegoría al uso.

Un decir pasará y no habrá entendimiento y pasará con ineficacia de respuesta y con un manejo del silencio que equivaldrá a un ataque a la justeza.

Un cúmulo de hojas pasará aliñado con torpezas y un bochorno y un amasijo de pendencias para fundar el amancebamiento hacia la funesta preñez.

Pasará un caudal, pasará un dolo y sin chistar se aceptará el fraude y la cordura se hundirá en el sótano.

La cuenta pasará de una chirigota a un burlador y así pasará el avemaría y el avejentado avechucho que mora adjunto a los orinales y pasará el jolgorio del besuqueador y la estridencia de su aliento.

 

3

Algo pasará tras el ruido del gozne, por Wilfredo Carrizales
Fotografía: Wilfredo Carrizales

Pasará de verde oliva a púrpura y las sombras se enaltecerán con sus ribetes y los atisbos de fusiles se impondrán con su superior calidad de matanza.

La sal pasará de mano en mano y se alargará el periplo de la sed y en el cenáculo se desprenderá una modelo encapsulada en bagazos y bisuterías.

Pasará la tos y permanecerá para corroer los pulmones y para traquetear entre las costillas hasta que las mediasnoches revienten de horror.

La intranquilidad pasará y su textura también y se mantendrá el peritaje del miedo, la promoción del horror, la redundancia de la infamia.

Pasará la putrefacción del poder y persistirá y erigirá su balcón por encima de las cabezas aplastadas y pasará el ulular de un viento que brotará de las cloacas.

Pasará el fascículo, pero sin ninguna copia. Pasará la manga y su llamada latencia. Pasará la máquina que segrega grasas y así mismo sabañones.

El alambre pasará y se orillará hasta alcanzar los lóbulos de las orejas y los perforará para que luzcan hermosos destellos de esclavos o de eunucos.

Pasará el funeral más colectivo y asomos de urnas de cartón y la extravagancia será filmada y se proyectará para beneplácito de las generaciones futuras.

Un vislumbre pasará y será de termes en concierto de necrología e insania y se admitirá la droga que siempre pasará y un barrunto de gloria a perpetuidad.

Pasará lo que pasará y circulará el grato olor a pólvora y chamusquina y transcurrirá el espacio huérfano de tiempo o el tiempo alienado de espacios y pasará la inteligencia descuartizada y sin recibo.

Wilfredo Carrizales
Últimas entradas de Wilfredo Carrizales (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio