Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Comienzan con P muchos nombres

lunes 27 de septiembre de 2021
¡Compártelo en tus redes!
Textos y ensamblaje: Wilfredo Carrizales

1

Comienzan con P muchos nombres, por Wilfredo Carrizales
Ensamblaje: Wilfredo Carrizales

PERRO escapado de su correa. Huido de la sujeción del amo. Carnicero por afrenta y por venganza. Firme y constante en su rebeldía. Esperó mucho tiempo para fugarse de la vejación de cada hora. Considerado en las curvas de su carrera. Fecundo en la unidad de su pelaje. De corazón retráctil y posterior. Con el costillar en constante gestación. Alargado en el recuerdo de su nacimiento. Su boca exceptuada para las charlas de larga duración. De cráneo transpirado hasta las incisiones de los sentidos. Cruzado en el levante y tostado en el poniente. Con fuego mayúsculo en su cruz.

 

2

PATÍBULO donde la Señora de la Muerte se hace presente y manifiesta el modo en que debe fenecer el escogido. Ella se las arregla para traer su propia viga y sus especiales cadenas para colgar a los inocentes acusados de culpables. Luego regala los cadáveres de los ajusticiados a las aves de rapiña que, pacientes, esperan por sus órdenes al pie del tablado del espectáculo.

 

3

PIANOFORTE evolucionado desde las claves caídas en los laberintos de cuerdas. Se compone, con buen apresto, para sonar con el dolor de los dedos y para ofrecer un percutir que rompa los oídos tomados por sorpresa. En busca permanente de su perfeccionamiento precede a la concepción que lo macilla. Varía en la velocidad de moción, según los pedales que logre instalarse a escondidas. Escapa, con frecuencia, de su armazón para robustecerse con recursos de la armonía de plomo. Intensifica la acción de sus palancas con el objeto de hacer vibrar a los dormilones en los conciertos.

 

4

PODER para relatar cuentos sicalípticos en el interior de los vehículos. Instrumento para absorber el despotismo y luego descargarlo sobre las cabezas de los desvalidos. Coacción que ordena mandatos que obliguen a modificar los cuerpos de los ciudadanos. Fuerza que irradia humos para enceguecer a los pocos videntes que aún quedan. Potestad para cubrir de improperios y amenazas a los librepensadores. Posesión de los metales asesinos en amplísima libertad de movimientos.

 

5

PUENTE de pisos para pasarlos descalzos y evitar caer en los pozos que crecen espontáneamente debajo. Cadena entre lo estrecho y lo contumaz de un río seco. Tablas que mantienen levantada la moral de un país destruido para no reinventarse jamás. Conjunto de peones esclavizados a una noria a orillas de la nada. Posición, más o menos extensa, para balancear las cabezas y descubrir cuáles están llenas de ideas asertivas. Cruces de prótesis que permitan superar las pendientes cariadas en las autopistas. Tubos o andamios que pueden atajar riesgos de caídas cuando la catástrofe haya ocurrido. Continuidad de las colgaduras en los precipicios habitados y operaciones ulteriores en las cúspides de los pilares ganados y sueltos. Volantes en los asuntos de las dificultades de los asnos en sus oficios de gobernar. Pasarela que pueda retirarse para no volverse a colocar nunca en su lugar original. Poleas para levantar plazas hasta alturas de nutación en los diseños irrealizables.

 

6

PLANETA de acuerdo al todo que no veo, pero tanteo. Astro que gira por medio del mercurio que posee adentro. Ordinario satélite acortado en la cintura por la opacidad de antiguo sello. Asteroide hallado en la órbita probable de la apariencia. Cuerpo lento y retrógrado estacionado sobre un plano de estaciones oscilantes. Disco al borde de un tiempo carente de intervalos. Fantasía de los astrónomos. Piñón que evita su captura por encontrarse siempre en regiones de torbellinos.

 

7

PRISMA sancionado por el discurrir de caras rivales entre sí. Emergencia de un rayo en mitad de una tormenta de ángulos. Cuña que transparenta los trucos de los artistas laterales. Arista en el área de las prisiones donde hay canódromos, salas de baile y casinos. Tronco de cristal descompuesto por la suma de sus radiaciones refrigeradas. Lámina en insaciable dispersión y atravesada por una lanza que produce imágenes. Aberración sin celebridad, pero que interviene en eventos ópticos con estigma. Punto cenital para observar el paso de los olores de la pubertad a la madurez.

 

8

PALA en ocasión de los mensajes de los rectángulos. Pergamino donde ruedan pelotas impulsadas por palabras de mujer. Cucharón solicitando un desquite en la curtiembre de pieles ofensivas. Aspa engarzada a bisuterías adquiridas en los bazares de mala fama. Mango encima de un trapecio de circo durante funciones suspendidas. Cuchilla para remar debajo del agua: especial para buzos cegatos. Astucia coloreada con mierda de ratón y que se coloca en el extremo de los pasillos.

 

9

PAN sentado sobre la harina de los hambrientos. Masa fermentada y fementida para expresar los caracteres de los granos. Arrendamiento en virtud de los vientres cebados y destinados al matadero sin horno. Beneficio reconocido por el ruido que provoca al caer dentro de una olla repleta de aire infecto. Pasta relegada por la manteca debido a la orden impartida por un general sin sustento. Hoja u hostia ensemillada y dispuesta para el sacrificio en la siega. Forma de un dorado tropical emergida del rescoldo más ázimo. Munición de taberna para consagrar la llegada del invierno y su desmemoria. Cochura erudita como cagarruta de pájaros. Rosquete pretendido por el macho de esquina. Cáscara de tuétano, con la prímula hacia arriba y lo plateado de puertas afuera.

 

10

PUTA podando los árboles de su reputación. Ramera enderezada por el consejo de los cojones. Gallina muy apurada en busca de gusanos sin agujeros. Ahondamiento en la parte más liberal de la estratagema. Énfasis en la puya que penetra implacable. Meretriz haciendo méritos en las excursiones con jorobas. Comercio marañón, de polo a polo, y jolgorio de sábanas y nalgas.

 

11

POMPA en las faldas y pomo de guarnición fresca. Vanidad tras el óleo para evitar ataques. Ampolla del pavo real cuando se hincha su apetito. Fuelle de huesos para soplar en las calles. Fausto del jabón durante las orgías a domicilio. Elevación de la rueda que cultiva pudines. Aparato autobiográfico de la hojarasca y toma de los elogios mudos. Solo para escoltas de burbujas.

 

12

PUERTA para entrar en vano y para salir armado. Desde el suelo goza rotando en sus goznes. Por su agujero penetran los tributos que van a dar a un foso sin fondo. La llaman e infiere la umbra; le dicen algo y atisba por el dintel; la jaquean  y empuja con sus jambas. Su forma presta un marco propicio para los secreteos. Le basta lo que monta, siempre y cuando no la ciña con duelas. Se deja atravesar año tras año y es sabia en lo alto y es sabia en lo bajo. Por su cerradura sólo accede una llave que no mendigue. Si el orín ataca sus bisagras lo ataca con carriles que porten pringues.

 

13

PLAYA arrejuntada para los plagios. Espacio destinado a otorgar pisotones a quienes se echen boca arriba a contemplar las nubes en coyunda. Ámbito ora libre, ora cubierto, por donde transitan aquellos que recuerdan a los papas, a los popes y a las pupas. Explanada para inventar ferrocarriles que no puedan llevar carga. Vastedad donde los muertos se someten a conteo voluntario. Circuito acostado alrededor de las islas colonizadas por la Trinidad o por los geógrafos duchos en riberas.

 

14

PELO que nace con la absoluta complacencia de todos los mamíferos y sus allegados. Hebra extraña que agarra hasta al más prevenido. Ingrávida y muelle pelusa que despunta en las fosas nasales de los parlanchines a tiempo completo. Raya colmada de preciosidad  y que salta bruscamente para provocar enfermedad en los pechos femeninos sometidos a excesiva restricción. Fibra que impide que las bolas rueden sobre pistas de madera. Vello curtido para confeccionar máscaras de uso obligatorio en reuniones de lampiños. Resabio de señales clavadas en los paños y pañoletas.

 

15

PRENDA como prueba de que un hombre se someterá al régimen doméstico una vez haya casado. Cosa trabada por los prestamistas y usureros, con el fin de comprender su rango adquisitivo. Contrato desprendido de su aplazamiento, a causa de endoso no reconvenido. Mujer amada y prendida de los calzones de su amante. Parte vestida y calzada de una persona que, de continuo, la toca para verificar que aún no ha desaparecido. Cualidad expuesta al menudeo público.

 

16

PULSO con acierto en las arterias de las muñecas polígamas. Firmeza en la pulsera de los relojes como medio de advertir algún hurto. Amplitud periódica en los dados falsos para que no alteren el azar objetivo. Blandura en los cuadros de tensión, tendentes a lograr la mitra. Enrojecimiento social en aquellos países dominados por sistemas de hemorragias permanentes. Doble febrilidad en la yema de los dedos como consecuencia de abundante mucosidad en los mismos.

 

17

PALOMA de un espíritu aguardentoso y locuaz, dispuesto al vuelo no bisoño. Icono de paz encajado en una ramita del último árbol del desierto más extremo. Baile para las parejas sin alas, sin nidos y sin zureos. Figura que es tiroteada a mansalva por los amos de las estrellas. Espuma enhiesta sobre las vergas de los barcos con marineros descojonados. Alegre fémina que no conoce el cansancio y que varía su moño, según el arranque de los picos. Porción de mensaje rizado encima del catre.

 

18

PAISAJE extendiéndose en un país perdido entre papeles sucios. Escena de cazadores en las plazas con ambiente animado. Porción accesoria e insinuante de moribundos sobre la arena. Triunfo de la tanatología en los campos hollados y envueltos en cieno. Muy rica tempestad en la orilla de ríos desbordados que arrastran animales y casas. Res mítica pastando en los prados de la patria imaginaria y quimérica. Huida a la cueva donde se esconde la verdad natural. Verano agitado por las pasiones humanas, mientras se muelen  los rasgos eternos. Brillo traducido en evolución de manchas. Fantasmagoría contable impuesta por el fragor en los suburbios deshechos.

 

19

PINTURA que recoge un aspecto de la cosecha de cocos después del maremoto. Batalla por las investiduras en congreso de escritores. Detalle de las mansiones vetisesgadas de los mercaderes en sarpullidos. Tumba de los injustos que nunca crepitaron en la cárcel. Ratones y basiliscos como parte del séquito del dictador vitalicio. Palacio de las papas y los tomates de entonces, pero no de ahora. Besos de los judas a las matronas en la cima. Pervertidas en su tocador a la espera de sus divisas. Prueba del fuego para los ciegos sabatinos. Victoria de las bacantes ante los embajadores escandinavos. Creación del hambre con especial gracia divina. Mirones escuálidos delante de platos prohibitivos. Herrero fraguando la cuna del niño ni por apenas nacido. Puerto con abundantes moscas.

 

20

PERFIDIA por vocación: la del pórfido alterado y filoniano. Deslealtad cuando llega y quiere verte. Traición en sus cuatro y media verdades. Felonía encima de las camas por tender. Alevosía mientras vas cansado y alguien avanza cantando. Canallada del sosegar de nuevos ricos con padrinazgos en el partido. Intriga en cada bostezo, en cada sonrisa, en cada muela cariada. Engaño del yerno con la desposada del suegro. Perversidad en lo hondo del sombrero o de la gorra. Astucia saludada por los entendidos en quiebras fraudulentas. Doblez de los mercenarios que simulan ser caballeros.

 

21

PATRIOTA espabilado para las bobadas. Payaso patético sin paternidad. Servil de la hueste, amante del pavoneo. Leal marrullero, desangelado sin prisa. Defensor a ultranza del pavor y del paradigma obtuso del espejo inmaculado y tricolor. Héroe en cierne, calmoso, ave fría de los bares nocturnos.

 

22

PIGRICIA que no guarnece los pies, sino que los pignora. Ociosidad para ser vencido por la enfermedad más inocua. Pereza con la eficacia de una soldadura de velas de sebo. Negligencia en la absorción térmica de los patrones de conducta. Descuido al emplear a su agente en el homicidio más expedito. Incuria de quien no esquiva lo indestructible y se retrae en su muelle sitio.

 

23

PIEDRA del rayo procedente y delgado. Pedernal aguzado para la trepanación de los imbéciles. Mineral cuya inscripción dispara chispas a los rostros de los esquiroles. Granizo que los expósitos acumulan para granjearse las simpatías de los granívoros en sus parcelas.

 

24

PÁRPADO que se enciende con el titular de las noticias falsamente optimistas. Membrana en posesión de los nictálopes para exaltar sus paroxismos de madrugada. Implantación donde las pestañas emiten la normativa para flagelarse. Inducción del mismo tipo que azuza al orzuelo. Uva color de liebre parodiando el subibaja de las persianas. Bolsa encarecida donde se acopia miel, savia y ajenjo. Comisura dedicada a las atribuciones infinitas de las lágrimas y sus conjunciones.

 

25

PERSONA de modo respectivo arrastrando todos sus accidentes por juzgados y tribunales. Pronombre que habla de aquella fábula donde no hay personajes. Omisión de categoría principal para enseñanza de abogados novatos. Sujeto frecuentado por lo peyorativo y apurado en sus juicios. Real presencia en las ceremonias fúnebres a distancia. Uno de tantos protagonistas en las circunstancias de espionaje comunal. Quienquiera que trabaje en su sitio y no cobre por ello. Fulano sin estilo, pero con estilete para reconocer ojos de vidrio. Elemento viviente con la perspectiva engañosa de “ir tirando”. Mortal interfecto con varias viudas que lo mantienen y lo entretienen.

Wilfredo Carrizales
Últimas entradas de Wilfredo Carrizales (ver todo)